top of page
logo blanco electrificando.png

Mantenimiento de
Vehículos Eléctricos

Seguramente has oído hablar de las ventajas del ahorro en costos de mantenimiento al optar por un carro eléctrico. Sin embargo, es natural que surjan preguntas sobre los elementos que respaldan esta tecnología. Es por esto que, a lo largo de esta guía, exploraremos a fondo los aspectos fundamentales que inciden al realizar mantenimiento a un carro eléctrico, proporcionando una visión detallada de sus beneficios.

La movilidad eléctrica está en constante evolución, y entender el mantenimiento de estos vehículos es esencial para aprovechar al máximo sus ventajas. En esta guía, no solo desmitificaremos los aspectos relacionados con los costos, sino que también destacaremos las particularidades que hacen del mantenimiento de un carro eléctrico una experiencia eficiente y sostenible.

Es importante tener en cuenta que cada modelo de vehículo eléctrico tiene requisitos específicos de mantenimiento, por lo cual se deberán seguir principalmente las recomendaciones del fabricante. Al comprender completamente los aspectos de mantenimiento, podrás tomar decisiones informadas y disfrutar plenamente de las ventajas que ofrece la movilidad eléctrica.

Simplicidad Mecánica en Vehículos Eléctricos:
Un Enfoque sin Precedentes

Los vehículos eléctricos se distinguen por su enfoque revolucionario hacia la mecánica, presentando un diseño intrínsecamente más simple en comparación con los tradicionales vehículos de combustión. Esta simplicidad no solo redefine la experiencia de conducción, sino que también impacta significativamente en los aspectos de mantenimiento.  Esta nueva perspectiva en el diseño mecánico no solo significa menos piezas propensas al desgaste, sino que también simplifica las rutinas de mantenimiento. La ausencia de componentes críticos en los carros eléctricos no solo evita problemas potenciales sino que también se traduce en menos paradas en el taller y menores costos de mantenimiento a lo largo del ciclo de vida del vehículo. Es un cambio paradigmático hacia la eficiencia mecánica y la simplicidad sin precedentes en el mundo automotriz.

 

Aquí exploraremos cómo los carros eléctricos eliminan la necesidad de ciertos componentes y revisiones periódicas, proporcionando una perspectiva única en el mantenimiento automotriz.

Elegir un neumático
Adiós a los Cambios de Aceite:

Uno de los mayores beneficios mecánicos de los carros eléctricos es la eliminación de los cambios de aceite. A diferencia de los vehículos a combustión, los motores eléctricos funcionan de manera más eficiente y generan menos desgaste, eliminando la necesidad de cambiar regularmente el aceite del motor.

Sin Bujías, Embrague o Tubo de Escape:

Los carros eléctricos prescinden de componentes clásicos que requieren mantenimiento constante en los vehículos de combustión, como bujías, embrague y tubo de escape. Esta simplificación no solo reduce los costos de mantenimiento, sino que también elimina preocupaciones comunes relacionadas con estos elementos.

Ausencia de Filtros de Combustible:

La ausencia de un sistema de combustión interna en los carros eléctricos significa que no hay necesidad de filtros de combustible. Esta simplificación mecánica disminuye la complejidad del sistema y reduce la frecuencia de cambios de filtros, contribuyendo a la eficiencia general del vehículo.

Vas a Frenar mucho menos:

Lógicamente, en un carro eléctrico hay que cambiar las pastillas y discos, pero con menos frecuencia, ya que el sistema de frenado de estos  al contar con la frenada regenerativa sufre menos  desgaste comparado con un vehículo de combustión. Por lo general en el caso de las pastillas y los discos estas se deben cambiar cada cuatro años o 60.000 kilómetros. En el caso del liquido de frenos por lo general se debe cambiar cada tres años. Obviamente todos estos valores son generales por ende lo mas recomendado es consultar en el manual de cada vehículo.

Cuida tus llantas:

Hablando de las llantas, lo que más afecta su rendimiento es la forma de manejo y el clima al que se está expuesto. Los carros eléctricos, al tener mas torque y aceleración que un carro a combustión son mas propensos a desgastar las llantas, otros  factores como el peso, par motor y la frenada pueden influir mucho en cómo se desgastan las llantas de un carro eléctrico.

Para mantener nuestra seguridad en la carretera, los expertos sugieren cambiar las llantas de estos autos después de tres años desde que fueron instaladas, como máximo. No obstante, y al igual que ocurre con los modelos de combustión, también habrá que cambiarlos cada vez que presenten algún problema o defecto grave y cuando la profundidad de su banda de rodadura sea inferior a la recomendada, independientemente de su edad.

Mantenimiento de las Baterías en Vehículos Eléctricos

Las baterías son el corazón de los vehículos eléctricos y comprender su mantenimiento es esencial para maximizar la eficiencia y durabilidad del automóvil. Aquí exploraremos los aspectos clave relacionados con las baterías de los carros eléctricos.

Ciclos de Carga y Descarga:

Las baterías de vehículos eléctricos tienen una cantidad limitada de ciclos de carga y descarga. Es crucial entender cómo estos ciclos afectan la vida útil de la batería y cómo maximizar su rendimiento a lo largo del tiempo.

Verifica cual es la vida útil de tu batería con el fabricante del vehículo. Esta vida útil se calcula en ciclos de carga; básicamente un ciclo de carga es un cargue completo de batería. 

 

Ahora bien, puedes calcular esta vida útil en kilómetros multiplicando los ciclos de carga de la batería por el rango en kilómetros de una carga.

Ej:  Renault Zoe 2024 : 1200 ciclos X 320 km

=384.000 km vida útil

Teniendo en cuenta que un vehículo en Colombia recorre en promedio  unos 20.000 km al año podemos calcular que la batería del Renault Zoe puede durar a mas del 80% de su capacidad original unos 19 años.
 

Prácticas de Carga:

Adoptar prácticas de carga adecuadas es esencial. Evitar cargas completas o descargas profundas con regularidad puede contribuir a preservar la capacidad de la batería a lo largo de los años.

Trata de no descargar la batería por debajo del 15% y de igual forma si no tienes planeado un viaje largo no cargues tu vehículo a mas de un 85%.

No abuses de la carga en rápida electrolineras. Siempre que tu tiempo lo permita es recomendado hacer uso de carga lenta como es el caso de una carga en casa. Esto ayudara a mantener la salud de tu batería.  Esto no significa que tu batería se va a arruinar por hacer uso de la carga rápida. pero si es cierto que a largo plazo tendrá una mayor degradación. 

Temperatura y Almacenamiento:

Las baterías de los vehículos eléctricos son sensibles a las condiciones de temperatura, siendo el calor extremo el enemigo número uno que puede afectar su rendimiento y vida útil.

 

Las temperaturas elevadas aceleran la degradación química dentro de las celdas de la batería, lo que puede resultar en una pérdida permanente de capacidad. Es crucial evitar la exposición prolongada a temperaturas superiores a 35°C, ya que cada aumento de 10 grados Celsius puede reducir significativamente la vida útil de la batería.

 

Por otro lado, temperaturas extremadamente bajas también pueden afectar negativamente a las baterías. En condiciones de congelación, la capacidad de la batería puede disminuir temporalmente, afectando el rendimiento. Es recomendable almacenar los vehículos eléctricos en un rango de temperatura moderada

Otras Consideraciones:

Mantente informado sobre las actualizaciones y tecnologías emergentes relacionadas con las baterías. Algunos fabricantes ofrecen actualizaciones de software que pueden optimizar el rendimiento de la batería y prolongar su vida útil.

Realizar diagnósticos regulares es fundamental. Muchos vehículos eléctricos tienen sistemas de monitoreo que permiten evaluar el estado de la batería. Atender de manera proactiva cualquier problema identificado puede prevenir complicaciones mayores.

 

Asegúrate de utilizar puntos de carga adecuados y de seguir las instrucciones del fabricante para cargar el vehículo correctamente.

Inspecciona los cables y conectores del sistema de carga para asegurarte de que estén en buen estado; El cable de carga debe estar limpio y seco y procura que no se moje cuando está recargando.

image.png

Más
Información

Consulta más información,  y datos sobre  vehículos eléctricos aquí:

Image by Michael Fousert
bottom of page