top of page
logo verde blanco.png

Autobuses eléctricos en Colombia combaten el cambio climático y la desigualdad de genero.

En un país donde las emisiones de gases de efecto invernadero y la desigualdad de género son desafíos clave, Colombia está liderando un innovador movimiento hacia el transporte público eléctrico inclusivo. La empresa La Rolita, con sede en Bogotá, ha destacado tanto por ser pionera en la adopción de una flota de autobuses totalmente eléctricos como por su compromiso con la contratación de mujeres.


Imagen: La Rolita


Con una flota de 195 autobuses, La Rolita ha transformado el paisaje de transporte público en la capital colombiana. Lo más destacado es que más del 50 por ciento de su fuerza laboral y el 60 por ciento de sus conductores son mujeres, desafiando las normas tradicionales de género en un sector dominado por hombres.


El programa, respaldado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se centra en hacer que el transporte público sea más accesible para las mujeres, abordando preocupaciones sobre seguridad y equidad laboral.


Este enfoque ha demostrado ser transformador para mujeres como Nidia Cely, quien encontró un nuevo comienzo como conductora de autobús después de perder a su esposo y luchar por mantener a sus hijas como repartidora.


Imagen: Alcaldía de Bogota


El impacto va más allá de las vidas individuales: al abordar las emisiones del transporte, Colombia está contribuyendo activamente a la lucha contra el cambio climático. En un mundo donde el transporte de pasajeros representa el 15 por ciento de las emisiones globales de CO2, las medidas para electrificar el transporte público tienen un potencial significativo para reducir drásticamente la huella de carbono.


Este programa de movilidad eléctrica inclusiva no solo ofrece soluciones al cambio climático, sino que también crea oportunidades económicas para las mujeres en un sector históricamente dominado por hombres.


A medida que Colombia lidera el camino hacia un transporte público más sostenible y equitativo, La Rolita y sus valientes conductoras demuestran que el cambio es posible cuando se combinan la innovación tecnológica y el compromiso con la igualdad de género.

Comments


bottom of page