top of page
logo verde blanco.png

Navegando hacia el Futuro: China y la Explosión de la Exportación de Vehículos Eléctricos

En un mundo en el que la movilidad eléctrica está cobrando cada vez más importancia, China se ha convertido en un protagonista destacado con su ambiciosa estrategia de exportación de vehículos eléctricos. Sin embargo, este rápido crecimiento ha generado una demanda tan abrumadora que ahora se necesitan más barcos transportadores de automóviles, y muchos más.



Los fabricantes de automóviles chinos están buscando enviar cientos de miles de vehículos eléctricos a todo el mundo, lo que los llevará a construir una de las flotas más grandes del mundo en pocos años. Esta explosión en la demanda ha llevado a la creación de nuevas rutas comerciales, especialmente diseñadas para los automóviles chinos.


Según datos de la consultora de envíos Veson Nautical, China ya cuenta con la octava flota de transporte marítimo más grande del mundo, con 33 barcos transportadores de automóviles. Sin embargo, esta cifra está a punto de cambiar drásticamente, ya que las empresas chinas han encargado 47 nuevos barcos, lo que representa una cuarta parte de todos los pedidos a nivel mundial.


"Después de que esta armada sea entregada a China, la flota de transportadores de automóviles controlada por chinos saltará del actual 2,4% al 8,7%", dijo el analista de Veson, Andrea de Luca. "Esperamos ver nuevas rutas comerciales establecidas casi exclusivamente para los fabricantes de automóviles chinos".


China ya ha superado a Japón como el mayor exportador de automóviles del mundo, con empresas como BYD exportando más de 240,000 vehículos el año pasado. Este año, planea exportar hasta 400,000 vehículos eléctricos. Para satisfacer esta creciente demanda, BYD tiene planes de agregar siete nuevas naves con capacidad para 7,000 vehículos eléctricos cada una en los próximos dos años.


Tesla y Volkswagen también han aumentado sus exportaciones desde China, aprovechando la cadena de suministro más económica del país a su favor.


Sin embargo, este rápido aumento en la exportación de vehículos ha generado una escasez de barcos roll-on/roll-off (RORO), que permiten que los vehículos sean conducidos directamente a bordo en lugar de utilizar una grúa. Esto ha llevado a un aumento en los precios de alquiler de los barcos, lo que ha llevado a muchas empresas a optar por comprar sus propias naves.


En resumen, el auge de la exportación de vehículos eléctricos en China está transformando la industria marítima y abriendo nuevas oportunidades para el transporte global de automóviles. Con una demanda cada vez mayor y una flota en rápido crecimiento, China está navegando hacia el futuro de la movilidad eléctrica con confianza y determinación.

0 comentarios

Comments


bottom of page